READING

Lo que un padre enfermo espera de su hijo

Lo que un padre enfermo espera de su hijo

Cuando visito a un padre o madre enfermo veo que su dolor a veces paraliza el sentido común de sus hijos y se quedan inertes ante su enfermedad. Casi nunca es mala intención, es algo así como una “parálisis por dolor”. He hablado con algunos de esos padres enfermos, y con ellos he armado esta carta que un padre enfermo le hace a su hijo. Compártela con tus amigos, para que entre todos escuchemos esos tips y los pongamos en práctica con nuestros viejitos.

“Querido hijo:

Te he querido toda la vida con mi vida misma. Mi amor es tan desinteresado que sería incapaz de pedirte algo. Aún ahora, cuando el calendario está en mi contra y la incertidumbre me rodea, cuando cada amanecer es un doble milagro, y la energía para levantarme representa una odisea, me conformo con tenerte cerca. Pero a veces esa cosita tan poca, que me regales una gotita de tu tiempo, pareciera que a ti no te importa. Yo jamás te lo diría para que no te sientas mal. Pero ¿sabes? ¡Tu indiferencia me mata!

Ese descuido me preocupa no porque quiera que me llenes de atenciones o regalos (aunque los dos sabemos que bien me los merezco), sino porque sé que cuando ya no me tengas cerca, querrás hacerlo y será demasiado tarde. Por eso, este es un inventario de cosas que podrías hacer no tanto por mí, sino para que te quedes tranquilo cuando yo ya no esté.

  1. Despréndete de prisas y la indiferencia. No dejes que el silencio levante una pared de hielo entre los dos. Aunque estoy enfermo, ¡hay tantas cosas de las que puedes hablarme! Cuéntame de tu salmo favorito, o busca un chiste por Internet. El famoso “Pepito” ha salvado del letargo a más de dos o tres, y los Salmos han levantado el ánimo de millón en millón.
  2. Bríndame algo. Si estoy enferma, una sopita de pollo siempre cae bien. ¿Recuerdas con qué esmero te las hacía incluso antes de irme al trabajo? Unas velas con fragancia llenan de “aromaterapia” mi habitación, pon música alegre en mi hogar… Y  las flores a cualquier mujer la llenan de ilusión. Y eso lo sabes muy bien, pues fue con orquídeas y rosas que conquistaste a más de un amor.
  3. No bajes las manos. En mi casa siempre hay mucho que hacer. Si ves que no he sacado la basura, que me falta la medicina o que hoy no me he peinado… ¿Por qué no me das una manita? Me conformo con que me prestes la misma atención que usas con algún compañero de trabajo o de fe aunque en honor a la justicia, merezco mucho más.
  4. Libre de juicios.  Cuando eras pequeño y comenzaste a caminar, cada tropezón tuyo era para mí motivo de orgullo: “¡Mira qué bien!”, decía, “¡Ya está comenzando a caminar!”. Ahora, cuando camino lento o me tropiezo, cuando estoy triste, cuando esté como a ti no te gusta que esté… No me critiques. Trata de comprender que estoy enfermo, y que además de la salud, el paso del tiempo es inclemente y me ha arrebatado parte de mi lucidez y mi energía.
  5. Sé generoso. Dicen que de la abundancia del corazón, habla la boca y que “hechos son amores y no buenas razones”. Si me quieres, por favor no atrapes ese sentimiento en tu corazón y compártelo conmigo. Dímelo con palabras, demuéstramelo con tu tiempo, ábreme tus oídos, haz que lo sienta con tus acciones.
  6. Sin preguntas. No me preguntes si quiero esto si necesito aquello. Los padres estamos acostumbrados a dar todo y por tanto tiempo, y aún cuando esté enfermo, a estas alturas de la vida me cuesta cambiar ese papel. Aprende, como yo lo hice siempre con el tuyo, a leer tú mi corazón. Si ves que no he comido, no preguntes si puedes cocinarme, simplemente hazlo.

 

Estas sugerencias son para que nuestra separación será menos dolorosa, no para mí sino para ti mismo, porque levantarás un gran peso de tu conciencia y de tu corazón. Entonces podré dormir contenta, sabiendo que estarás con la conciencia en paz, y eso es lo único que quiero: dejarte tranquilo contigo mismo, sin necesidad de ver hacia atrás añorando un tiempo que no volverá”.

MIRA TAMBIEN:

El valor de las sorpresas

Mujer sorprendida

 


Deja un comentario

INSTAGRAM
Mantengámonos en contacto!
A %d blogueros les gusta esto: